Aunque parezca algo sencillo, elegir un piano no es una tarea demasiado fácil. Hay que tener cierto conocimiento y algunos detalles en cuenta para no equivocarse con la decisión. Lo más fácil sería adquirir un ejemplar muy costoso de una marca garantizada. Sin embargo, no siempre es así y se debe buscar calidad y buen precio en un solo modelo.
Prueba todos los modelos posibles
Si bien no es algo muy agradable tener que buscar sin conocimiento, para equiparar esta falencia hace falta probar todos los modelos posibles en cada una de las tiendas. Si no se conoce sobre marcas de pianos, lo mejor es tocar y sentir los tipos de sonidos, la pulsación que tiene cada teclado, la velocidad y el tamaño del mismo, entre otros detalles. Sea viejo, nuevo o restaurado, puede ser el acertado. Por eso no hay que dejar de probar ninguno.
Tener en cuenta el uso del piano