El afinador de pianos es en el mundo de la música una figura clave sin la cual hasta tu mejor piano no podría resistir el paso del tiempo sin ver alterada la calidad de su sonido. Afinar un piano es fundamental para que le saques el máximo rendimiento, y el proceso de afinado se tiene que tener muy en cuenta tanto en el estreno del instrumento, realizando distintos afinamientos en los primeros meses, como a largo plazo.

En el primer año de existencia del piano es recomendable afinarlo en cuatro ocasiones para comprobar que todo está correcto y que el instrumento alcanza sus máximos niveles de rendimiento y calidad. Una vez pasado este periodo el afinamiento del piano se tiene que realizar dos veces al año en periodos divididos de seis meses para obtener los mejores resultados. Sin un buen afinamiento los pianos no consiguen alcanzar su plenitud.

Durante la afinación del piano se llevan a cabo una serie de ajustes sobre las cuerdas y sus tensiones a fin de llevar a cabo la alineación de sus tonos, vigilando para ello que los intervalos sean los correctos. Para determinar si la afinación se ha producido de una manera correcta hay que realizar pruebas en lo vinculado con la forma en la que interactúan las notas, modificándose las alturas en base a esto.

El papel del afinador pasa por escuchar cómo las frecuencias se contraponen para producir oscilaciones que representen bien el sonido que se espera del piano. Para ello tiene que realizar comprobación de intervalos y análisis de posibles desviaciones en el sonido. Se utilizan herramientas profesionales, como una llave de afinar, con la cual se tiene control completo de las teclas del piano. Esta debe ser del tamaño adecuado para tener compatibilidad con las distintas clavijas del piano. También son necesarias cuñas que silenciarán las cuerdas que durante el proceso de afinación no tengan que ser escuchadas por parte del afinador. Unas pinzas de nylon también se utilizan para este objetivo, pero con los pianos verticales.

Hay que tener en cuenta que cada tipo de piano puede necesitar unas herramientas determinadas en base a su tipo o mecánica. Durante todo el proceso es importante tener sumo cuidado para que la afinación no produzca ningún error o consecuencia en el estado del piano. Y aunque el afinado se puede hacer a nivel doméstico, siempre se recomienda el trabajo de un profesional.